especialidades en peluqueria
informacion de contacto para pedir reservas
 
 
  microrings para extensiones  
 
 
 
 

Microrings para extensiones

Los microrings – o "microrings"- son unos elementos especialmente diseñados para realizar extensiones en el cabello. Se trata de unos aros metálicos que también son conocidos como grapas o mini grapas. El uso de microrings para extensiones es una técnica de colocación de cabello que se realiza en temperatura fría, es decir, sin la necesidad de aplicar calor a las uniones del cabello real y el de la extensión. Por lo general este tipo de peinado es utilizado para dar volumen o alargar la extensión del cabello natural, y su uso en la actualidad es muy amplio. Ya sea que se desee cambiar de look o realizar peinados que requieren un cierto largo de pelo, las extensiones son muy populares hoy en día y se realizan tanto a varones como a mujeres. Además de aplicar extensiones para mejorar el look o estilo de peinados, estas se suelen utilizar también para disimular las imperfecciones del cabello, ya sea que sus puntas estén quemadas o el mismo se encuentre crispado, como algunos ejemplos.

 
 

Ventajas de usar microrings

 

Una de las grandes ventajas del uso de microrings para extensiones es el hecho de que, al no necesitar de la aplicación de calor para lograr la unión entre los dos mechones, el cabello natural no resulta dañado por los excesos de altas temperaturas que se pueden llegar a dar con el uso de planchitas o pegamentos. El sistema de microrings consiste en una técnica de compresión que mantiene unidos los mechones dentro del aro, colocado y ajustado a cada extensión. Sus resultados son muy naturales y cómodos.
Sin embargo, el uso de microrings para extensiones trae aparejadas ciertas desventajas. Por ejemplo, al levantar el cabello, las grapas quedan visibles y su aspecto no es el mejor en cuanto a la estética. La idea de la colocación de microrings es que los mismos permanecen invisibilizados, pues son tapados por la totalidad del cabello. No obstante, se pueden ver a raíz de un descuido o tal vez por accidente, por ejemplo, si un fuerte viento levanta la totalidad del pelo. Para evitar esto no hace falta más que ser precavidos y evitar este tipo de situaciones.
Por lo general, las aplicaciones de microrings para extensiones suelen durar entre tres y cuatro meses, sin presentar problemas de pérdidas de mechones o desprendimiento de las grapas. Sin embargo, una vez pasado este lapso de tiempo, lo recomendable es quitar los aros, de manera que el cabello pueda ser restaurado con los necesarios cuidados, como baños de crema o demás tratamientos, para evitar enredos.

Un sistema sencillo y confiable

El sistema de microrings para extensiones es muy sencillo de colocar, y se puede realizar por cuenta propia sin ningún problema. Sin embargo, es recomendable que esto sea llevado a cabo por un profesional con conocimiento del tema, para evitar cualquier tipo de complicación, como por ejemplo la pérdida de mechones o el enredo de cabello. El problema más común en la colocación de las grapas es el de deslizamiento de los aros, lo cual puede hcer que el proceso sea un poco complicado, y se hace necesaria la mano de un experto para llevar a cabo el trabajo.
Para llevar a cabo la colocación de microrings para extensiones es necesario contar con ciertos elementos básicos. Naturalmente, será necesario tener las extensiones deseadas, una cantidad de aros de uno por extensión – como mínimo - una aguja especial para colocar las extensiones dentro del aro, una pinza para prensar el mismo y un peine.
Como decíamos anteriormente, el sistema de microrings para extensiones posee ciertas desventajas. Además de la mencionada, referida a la estética del acabado, la que se suele presentar con más frecuencia y es aún más perjudicial es el problema de la caída de los aros. Luego de ser colocados, estos por lo general quedan bien sujetos al cabello, y si bien cuando probamos tirar de él, los aros no se deslizan, al pasar un cierto tiempo, pueden comenzar a caerse. Una de las razones principales para la caída de los aros puede ser la de que no se coloque la cantidad suficiente de cabello dentro de los mismos, de manera que el aro genera presión, pero queda flojo. Para ello se requiere de una dedicación y cuidado exclusivos en la cantidad de cabello utilizado en cada aro. También suele ocurrir que el aro se desliza por el uso de productos que suavizan el cabello o por que el mismo se encuentre grasoso. Una de las posibles soluciones para este problema de los microrings para extensiones es el uso de un tipo especial de aros que contienen un aro interno de silicona, la cual ayuda a disminuir su capacidad de deslizarse. También puede llegar a ocurrir que los aros que deban soportar un peso grande de cabello, se terminen venciendo luego de cierto tiempo.